AMANDO AL ESTILO DE DIOS

El amor que sostiene al matrimonio, es el mismo amor con el que Dios desea que amemos al prójimo y al enemigo, es una amor que no tiene como prioridad el romanticismo y la pasión (aun cuando ambas son importantes en el matrimonio), sino el que está dispuesto a buscar el bien de la otra persona. Este amor nace en la disposición de obedecer el mandato de Dios más que en el sentir hacerlo. El amor al estilo humano es egoísta busca al otro para exigir, El amor de Dios en nosotros busca al otro para entregar. El amor al estilo humano busca del otro para satisfacerse a sí mismo, el amor de Dios en nosotros busca la satisfacción del otro. “Más vale dar que recibir” se comienza a practicar en casa.

Francisco Retamal Oettinger Director Centro de Capacitación para la Vida El pastor Francisco Retamal será uno de los expositores de "Portadores de su Gloria - 2016"