La Evangelización, “Nuestra gran deuda”

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?  Romanos 10.14

 

El evangelio nunca ha perdido su pertinencia, su urgencia y trascendencia, pero tristemente sigue siendo la gran deuda en nuestra década. Aunque sería egoísta no reconocer que el evangelio en muchos lugares está manifestándose con fuerza y ha habido un notorio avance, aun así como cristianos protestantes seguimos al debe. Hay una altísima población nacional y mundial que aún no conoce a la Persona de Jesús, y que no ha descubierto la transformación del evangelio.

 

Una perspectiva del mundo:

  • Población mundial: 7 billones de personas (7 mil millones)

  • Hay 238 países políticos en el mundo. 193 países independientes.

  • Aproximadamente el 11%  confiesa ser cristiano. Otro 20% simpatiza solamente.

  • Cerca de 36% de la población mundial tiene la oportunidad de oír el evangelio, pero permanecen no evangelizados pese a la frecuencia de iglesias en la región.

  • Eso deja un 32% de la población mundial que no tiene la oportunidad de oír el evangelio. Muchos de estos nunca han oído del nombre de Jesús.

  • Más de 2 mil millones de personas pertenecen a algún grupo étnico no alcanzado. Y cada día más de 66.000 de ellos muere sin haber oído del evangelio.

 

¿Qué es la ventana 10/40?

 

La Ventana 10/40 es el área del mundo entre latitudes 10 grados y 40 grados al norte del ecuador en el Hemisferio Oriental, cubriendo África del Norte, el Medio Oriente, y Asia. La ventana contiene la mayor parte de las áreas mundiales de mayor necesidad física y espiritual. También la mayoría de las personas menos alcanzada y la mayor parte de esos países sus gobiernos se oponen al Cristianismo a muerte. Dos tercios de la población mundial están localizadas en la ventana 10/40. En áreas de la ventana 10/40, hay sólo un misionero para cada millón de personas. En el año 2000 había más de mil millones de musulmanes e hindúes en la ventana 10/40. Algunos de los problemas en la ventana 10/40 son el hambre, la enfermedad, el desastre económico, la persecución religiosa, el derrumbamiento político y de gobierno, y condiciones insuficientes de vida. Pero muy encima de todo esto, es la necesidad del Evangelio de Cristo. (Fuente: Oasis HGM: Centro Entrenamiento Misionero)

 

Dentro de esta ventana 10/40 están:

  • La mayoría de las etnias no-alcanzados del mundo.

  • 2/3 de la población mundial, aunque sólo un tercio de la tierra continental del mundo.

  • La ventana 10/40 define los centros de las religiones principales no-Cristianas del mundo: Tribal, hindúes, Secular, Musulmán y Budista.

  • 865 millones de musulmanes no alcanzados o seguidores Islámicos en 3330 sub agrupaciones culturales.

  • 550 millones de hindúes no-alcanzados en 1660 subgrupos culturales.

  • 150 millones de chinos no-alcanzados en 830 grupos.

  • 275 millones de budistas no-alcanzadas en 900 grupos.

  • 2550 grupos tribales (que es principalmente animista) no-alcanzados con una población total de 140 millones.

  • Formando un grupo más pequeño no-alcanzado – aunque importante – son los 17 millones de judíos dispersados a través de 134 países.

  • Ocho de cada diez de los más pobres del mundo experimentan la calidad más baja de vida de todo el mundo.

  • Solamente 8% de la fuerza misionera del mundo y 0.01% de los ingresos de los cristianos del mundo.

  • De los 55 países menos evangelizados, el 97% de su población vive dentro de la Ventana 10/40.

 

Todos estos datos son duros y reales, y tienen el propósito de mostrarnos un panorama de la deuda que aún tenemos en la tarea evangelizadora del mundo.

 

La Evangelización desde un comienzo

 

Luego de que el juicio de Dios muy bien relatado en el capítulo 6 de Génesis, tuviera como desenlace el exterminio de la raza humana a causa del pecado. Dios planeó en su corazón usar al pueblo de Israel para revelarse al mundo. Hizo un pacto con Abram “En ti serán benditas todas las familias de la tierra” (Génesis 12:3), porque a través de ese pacto global, el Dios de Israel sería un canal para transmitir la bendición de Dios, a todos los pueblos.

Cinco veces se reitera la bendición universal en Génesis (12:3; 18:18; 22:18; 26:4; 28:14)

Dios escogió de todos los pueblos, un pueblo subyugado para que se erija como un faro de esperanza y gloria al mundo. “Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, y por luz de las naciones” (Is. 42:6)

Dios siempre tuvo el deseo de revelarse a la humanidad en su conjunto. Su plan global estaba y está muy lejos de ser mezquino o limitado.

A través de una vida de santidad y rigurosa obediencia a la Ley de Dios, los israelitas debían ser un testimonio para todo el mundo. (Deuteronomio 4:5-7)

Ahora, el llamado de los israelitas a diferencia de nosotros, en nuestro tiempo, era permanecer y obedecer; en vez de ir y proclamar. Los teólogos llaman a esa Gran Comisión del pueblo de Israel como “las misiones centrípetas”

Este término comunica la idea de que en vez de esparcirse por todo el mundo, como los misioneros actuales, ellos debían quedarse y atraer el mundo hacia ellos.

Las naciones circundantes escucharían acerca de la grandeza de las leyes israelitas y serían atraídas por Israel. Cuando vinieran a investigar la fuente de la sabiduría que los israelitas poseían, verían que está sabiduría en última instancia provenía de Dios. (I Reyes 10)

Dos cosas ocurrieron, Israel no supo canalizar de buena manera y a través de una vida de santidad y testimonio, la gloria de Dios al mundo; y las naciones cuando tuvieron la oportunidad de humillarse ante Dios, salvo en casos personales y puntuales, no lo hicieron.

Sin embargo a través de David, de la tribu de Judá nacería el Mesías prometido que sería la salvación y el Logos, la Palabra encarnada a las naciones. (Isaías 49:6)

 

¿Qué es el evangelio?

 

En el griego se traduce como “buen mensaje”.

El evangelio no hay que entenderlo sólo como un Plan, o como un Proyecto misionero u apostólico. El evangelio se trata de una persona, más que de un plan.

Y esa Persona es Jesucristo. “Y esta es la vida eterna; que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3)

¿Porque muchas veces el creyente o las diversas organizaciones cristianas o misioneras fracasan en su esfuerzo evangelístico?, la razón estriba en que muchas veces se pone el acento en el plan, los métodos, las diversas estrategias, las formas ideales para que el mensaje trasunte. Y aunque eso no es malo, ni menos pecado; el corazón del evangelio se debe centrar en una persona y no solo en un plan.

Por eso cuando hablamos del plan de salvación, estamos considerando algo y no alguien. (Sin desconocer que ese algo, apunta a alguien, que es Jesús). Pero si centráramos nuestro mensaje en Cristo, y solo en Él, creo que eso bastaría.

Pero para dar a conocer a ese alguien, lo primero que debemos hacer como cristianos es saber de ese alguien. No podemos hablar y presentar a alguien que no conocemos.

Usted no recomendaría para un trabajo a una persona que no le conoce y no le ha sido de confianza. Al contrario, evitaría hablar bien de él o ella.

Pero si usted conoce de Jesús, ha descubierto su amor inagotable, ha comprobado su fidelidad y permanente bondad. No dudaría ni un momento, en darlo a conocer a otros.

 

El evangelio según Pablo

 

Pablo enseña muy bien esta verdad cuando escribe “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado” (I Corintios 2:2) (Filipenses 3:7-10)

Para Pablo no había mayor fuente de conocimiento y sabiduría que conocer a Cristo, y todo lo que implica. La cruz de Cristo tiene implicancia directa en nuestro buen mensaje, porque fuera de la cruz no hay salvación. (I Co. 1:18; Hebreos 9:22)

Muchas veces los cristianos del primer siglo fueron acusados de rendir culto a un hombre muerto. Por su devoción permanente por lo que Cristo hizo en esa cruz.

Saber de Jesús, es saber de la cruz, es conocer su inmenso amor que no tiene parangón en la historia de la humanidad.

También Pablo escribe “Porque no nos predicamos  nosotros mismos, sino a Jesucristo, como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo” (II Corintios 4:5-6)

En el evangelio la experiencia ministerial o el testimonio de rescate no deberían ocupar más del 10% del tiempo. No es regla de la evangelización, la ilustración o la experiencia. Lo que sí es elemental es exaltar la figura y persona de Cristo.

Y el mensaje de Cristo, no debe dilatarse con nada más. No puede adulterarse con una óptica amigable del pecado, sino que debe ser un mensaje directo al corazón del individuo en el poder del Espíritu Santo. (Romanos 3:23; 6:23)

Muchos cristianos dicen ¿Es que no sé qué decir? Y otro le dice, “pero hermano(a) diga lo que Jesús ha hecho en su vida” Está bien, pero no es necesario, la óptica debe ser Cristo, y cuando nos familiarizamos con la cruz, nuestra historia de vida por muy conmovedora que sea no tendrá lugar en el mensaje del evangelio.

Por eso, el cristiano, que puede dirigir una conversación equis, y no se atreve a llevar el evangelio al necesitado, es porque está en pecado o simplemente no conoce a Jesús.

La pereza cristiana, la frialdad espiritual, la timidez al hablar, tiene solo un nombre, desconocimiento. No hay ninguna motivación de hablar de quien no conoces personalmente.

 

Pablo siguiendo esa misma línea de pensamiento, habla del evangelio, como un tesoro. “Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros” (II Co. 4:7)

El evangelio lo compara el apóstol a un tesoro. O sea, al conocimiento de Dios en el rostro de Jesucristo, lo que dice en el versículo 6.

La palabra griega que traduce “vasos de barro” es “barro cocido”. El valor de estas vasijas era barato, rompibles y reemplazables, pero servían para muchas tareas domésticas necesarias. Algunas veces servían como depósito para guardar artículos valiosos, como dinero, joyas u documentos importantes, pero con mayor frecuencia eran usados para almacenar desechos orgánicos. Y este último uso, es el que Pablo tiene en mente, y es como el apóstol se veía así mismo, como un instrumento prescindible, humilde, común y reemplazable.

Que distinto el enfoque de Pablo, al de muchos cristianos  predicadores de nuestra era, donde se auto proclaman apóstoles, y que se caracterizan por su egolatría, y vanagloria. Y donde muchas de estas megas iglesias (no todas),  siguen la personalidad del pastor u apóstol, por encima de seguir a Cristo.

Al usar personas frágiles y prescindibles, Dios deja en claro que la salvación es el resultado de su poder, y no de algún poder que sus mensajeros pudieran generar. El gran poder de Dios supera y trasciende a la vasija de barro. La debilidad del mensajero, no va en detrimento del mensaje, sino que es esencial para su transmisión exitosa.

 

Hay tanto por hacer con respecto a la evangelización, que no debería haber lugar para la vacilación. Si conocemos quien es Jesús, si conocemos su vida y pasión hasta la cruz. Si hemos descubierto personalmente y diariamente su fidelidad, no nos queda nada más que ir y proclamar el buen mensaje, que es más que un Plan, es una Persona.

No somos como el pueblo de Israel, que solo debían permanecer y obedecer, sin mover un pie del lugar donde Dios los colocó. Nosotros debemos, obedecer, pero ir y proclamad.

Además recuerde, este valioso tesoro está incubado en barro cocido, la gloria no es del mensajero, sino del autor del mensaje. Jesucristo, Señor y Salvador.

Despojémonos de toda gloria vana, y centremos nuestra vida y mensaje en Jesús.

 

Hace más de 2.000 años atrás Jesús dijo con gran voz y autoridad “Id por todo el mundo, y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado será salvo; más el que no creyere será condenado” (Marcos 16:15-16)

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

April 26, 2017

February 20, 2017

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Pinterest Social Icon
  • Flickr Social Icon

Quienes Somos

Reflexiones

Iglesias

Noticias

Eventos

Alerce

Ancúd

Castro

Cayurruca

Changué

Chihuipilli

Chillán

Corte Alto

Coquimbo

Hornopiren

La Unión 

Millahuín

Osorno

Palena 

Punta Arenas

Purranque

Quellón

Rio Bueno

Rio Negro

Santiago

Victoria

Villa Santa Lucia

Global

Instituto John Wesley

Iglesias locales

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube