top of page

Como ser un conquistador


Anhelamos un profundo despertar espiritual y de pasión evangelística, mis palabras las dirijo a los que anhelan deleitarse en Dios y los que quieren vivir alineados a su voluntad, espero que esta reflexión sea una bendición al cuerpo de Cristo.


En los primeros versículos de Deuteronomio 31, Moisés anima al pueblo que está por entrar en Canaán, y anima a Josué, que los va a introducir en aquella tierra prometida, deseando que el consejo que les imparte siempre esté en la memoria de ellos. Les garantiza la presencia de Dios. Dios nunca falla.


</