Anciedad 720x405.jpg

Siguenos

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

Ver más reflexiones

ENERO 2020

Decir la verdad

El corazón ansioso

DEVOCIONAL | FEBRERO 12, 2020

¿Tiene Dios una respuesta para la ansiedad? ¿Tenemos que estar medicados para hacerle frente, o hay una solución bíblica para las ansiedades del alma? El Dios de la Biblia se preocupa por la gente lastimada. Esto se ve tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. En la persona de Jesús, la humanidad se encuentra con el Dios de toda misericordia, cara a cara.

Dios tiene una respuesta para la ansiedad, y esa respuesta se encuentra en 1 Pedro 5: 5-11. Comencemos entendiendo qué es ansiedad. En su primera carta, Pedro habla sobre arrojar sus ansiedades sobre él. Pero, ¿de qué está hablando? ¿Qué es lo que debemos arrojar sobre el Señor?

 

La palabra que Pedro elige en su carta cuando habla sobre la ansiedad, puede definirse como «un sentimiento de aprensión o angustia ante un posible peligro o desgracia: “ansiedad, preocupación, inquietud”». Jesús utiliza esta palabra en la parábola del sembrador, cuando describe que la Palabra de Dios era ahogada por las preocupaciones del mundo. Jesús advirtió que las personas no estaban preparadas para su regreso, debido a las preocupaciones del mundo. Pablo describe la presión diaria que sentía, debido a todas las iglesias a su cargo.

 

Pedro, escribe sobre un alma llena de ansiedad, un corazón preocupado. Consideremos algunas de las expresiones de ansiedad:

  • ¿Te preocupas? La preocupación es una expresión de ansiedad.

  • ¿Qué tal una sensación general de inquietud? Como alguien podría decirlo, simplemente no eres feliz.

  • ¿Qué pasa si usamos la palabra desánimo?

  • ¿Qué sucede con la palabra depresión o miedo?

 

En el Salmo 42, se realiza una gran descripción bíblica de la ansiedad. Nos presenta a un hombre que está preocupado por sus enemigos y aquellos que se burlarían de él por su fe. Como resultado, su corazón se deprime. Pero también describe una sensación de agitación. Habla de sentir como si Dios lo hubiera olvidado. ¿Qué es esto? Esto es ansiedad.

 

Entonces, el lugar para comenzar cuando se busca la respuesta de Dios a su corazón ansioso, es admitir su necesidad. No podemos abrazar las soluciones de Dios para los problemas que creemos no tener. Cuando somos honestos con nuestros problemas, nuestras luchas, nuestras debilidades, nuestros pecados, estamos genuinamente listos para escuchar a Dios.

 

¡Deja que tu corazón se llene de esperanza! Abre tu corazón a la respuesta que Cristo ofrece para los problemas del alma.

Quienes Somos

Reflexiones

Iglesias

Noticias

Eventos

Alerce

Ancúd

Castro

Cayurruca

Changué

Chihuipilli

Chillán

Corte Alto

Coquimbo

Hornopiren

La Unión 

Millahuín

Osorno

Palena 

Punta Arenas

Purranque

Quellón

Rio Bueno

Rio Negro

Santiago

Victoria

Villa Santa Lucia

Global

Instituto John Wesley

Iglesias locales

Quienes Somos

Reflexiones

Iglesias

Noticias

Eventos

Alerce

Ancúd

Castro

Cayurruca

Changué

Chihuipilli

Chillán

Corte Alto

Coquimbo

Hornopiren

La Unión 

Millahuín

Osorno

Palena 

Punta Arenas

Purranque

Quellón

Rio Bueno

Rio Negro

Santiago

Victoria

Villa Santa Lucia

Global

Instituto John Wesley

Iglesias locales

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube